Atlas de histología vegetal y animal

English
Claro
Inicio / Órganos animales / Sistema reproductor
Índice global del sitio
Célula
Tipos celulares
Tejidos animales
Tejidos vegetales
Órganos vegetales
Técnicas histológicas
Microscopía virtual
Descargas
Cuestionarios/Ejercicios

Órganos animales

REPRODUCTOR

Índice de esta página
1. Femenino
2. Masculio

El sistema reproductor tiene múltiples funciones en los vertebrados. Quizá la más importante es la producción de los gametos, células haploides especializadas en la transmisión de la información genética. Los gametos masculinos se denominan espermatozoides y los femeninos óvulos. La fusión de ambos, proceso denominado fecundación, da lugar a una célula diploide denominada zigoto, la cual por divisiones mitóticas y diferenciación celular dará lugar a un nuevo organismo.

El sistema reproductor es característico de género, es decir, es diferente morfológicamente en machos y en hembras. Esta diferenciación se produce muy pronto durante el desarrollo embrionario. La formación de un sistema reproductor masculino o femenino condiciona la morfología adulta del individuo, de tal forma que se desarrollan de forma distinta los denominados caracteres sexuales secundarios como son desarrollo muscular, estructura ósea, vello, mamas, distribución de la grasa, comportamiento, etcétera; es lo que se denomina dimorfismo sexual. El que un animal sea macho o hembra viene condicionado en la mayoría de los casos por su dotación cromosómica. En humanos los cromosomas sexuales XX darán lugar a hembras y los XY darán lugar a machos, es decir son los que producen que se desarrolle un sistema reproductor masculino o femenino, respectivamente. Sin embargo, el sexo de otras especies, como algunos reptiles o peces, puede cambiar según las condiciones ambientales, como, por ejemplo, la temperatura. Hay también algunas especies de peces que se comportan como hermafroditas, pudiendo producir tanto gametos femeninos como masculinos.

El sistema reproductor se puede dividir en diferentes partes: gónadas, conductos, vesículas asociadas y órganos reproductores.

Sistema reproductor femenino

Las gónadas femeninas se denominan ovarios (Figura 1). Son estructuras pares encargadas de la producción de los ovocitos maduros. Esto ocurre en unas estructuras denominadas folículos ováricos, formados por células somáticas más el ovocito, donde se lleva a cabo la ovulogénesis o maduración del ovocito. Los ovarios también se encargan de la síntesis de las hormonas femeninas, progesterona y estrógenos.

Sistema reproductor femenino
Figura 1. Esquema del sistema reproductor femenino humano.

Las trompas de Falopio son los conductos por los que viaja el óvulo liberado por los ovarios hasta el útero. El útero es una porción especializada de los conductos reproductores femeninos donde, si ha habido fecundación, se produce el implante y el desarrollo del embrión. Las paredes del útero sufren cambios cíclicos por efecto de las hormonas (estrógenos) producidas por los ovarios en cada ovulación. La vagina es la parte final del conducto que conecta al útero con el exterior del cuerpo y es el receptáculo del órgano sexual masculino.

El órgano reproductor femenino se denomina vulva, y está formada por una serie de pliegues denominados labios. En la parte más anterior (superior) se encuentra el clítoris, principal estructura para la estimulación sexual femenina.

Sistema reproductor masculino

Las gónadas masculinas se denominan testículos (Figura 2). Se encargan de la producción de los gametos masculinos denominados espermatozoides y de la síntesis de la hormona masculina testosterona. Las gónadas masculinas se disponen fuera de la cavidad abdominal, a diferencia de las femeninas. Las estructuras productoras de espermatozoides en los testículos se denominan túbulos seminíferos, conductos formados por células somáticas en el interior de los cuales se encuentran las células germinales que producen los gametos.

Sistema reproductor masculino
Figura 2. Esquema del sistema reproductor masculino humano.

Los espermatozoides producidos en los túbulos seminíferos de cada testículo son finalmente recogidos por los conductos epidídimo, conductos que los dirige hasta los conductos deferentes (uno por testículo). Los conductos deferentes desembocan en los conductos eyaculadores y éstos en la uretra, la cual comunica con el exterior.

La vesícula seminal y la próstata son glándulas asociadas a los conductos eyaculadores y uretra, respectivamente, y son responsables de la formación del líquido seminal en el que se encuentran los espermatozoides. Las glándulas de Cowper o bulbo-uretrales liberan líquido lubricante durante la excitación sexual.

El aparato reproductor masculino se denomina pene. Está compuesto por cuerpos esponjosos y cavernosos, y por el glande. En su interior se encuentra la uretra, por donde salen los espermatozoides al exterior. La uretra también es usada por el sistema excretor para liberar la orina.

Inicio / Órganos animales / Sistema reproductor Descargar órganos de los sentidos en pdf