Atlas de histología vegetal y animal
English

Tejidos vegetales. Secreción.

CANALES RESINíFEROS

Órgano: tallo, canal resinífero.
Especie: pino (Pinus spp.)
Técnica: corte en parafina teñido con safranina / azul alcián.
Canal resinífero

Canales resiníferos de una hoja.

Canal resinífero

Canales resiníferos del tallo.

Los conductos resiníferos son estructuras secretoras internas cuyas céluas se originan a partir del cámbium vascular, que forman masas de células que posteriormente se diferencian y ahuecan por esquizogenia para formar tubos. Son típicos de las coníferas y se pueden encontrar entre las células del parénquima cortical de hojas y tallos, en el xilema primario de tallos y raíces, así como dispuestos entre las células del xilema secundario, aunque en este caso sólo en los tallos. Son estructuras alargadas de unos 20 mm de largo por 150 µm de ancho. La cavidad central está revestida por un epitelio secretor que puede ser uniseriado, como el caso de los conductos que se encuentran en el xilema, o biseriado como los que encontramos en el parénquima cortical (figuras A y B). En los pinos las células son en general de paredes finas, permanecen activas durante algunos años y secretan a la cavidad central una mezcla de sustancias en las que abundan los terpenoides y que constituye la resina. Los compuestos tóxicos de la resina protegen a la planta de los herbívoros, insectos (como por ejemplo de los escarabajos perforadores) y de patógenos (como los hongos); mientras que los compuestos fenólicos volátiles pueden atraer organismos benefactores como parásitos o depredadores de los herbívoros que atacan la planta.


Actualizado: 14-09-2018. 16:19