Atlas de histología vegetal y animal
Inicio » Órganos vegetales » El tallo » Crecimiento primario
Órganos vegetales. El tallo.

CRECIMIENTO PRIMARIO
« Tallo Tallo: crecimiento secundario »

El tallo crece en longitud formando al mismo tiempo los órganos laterales (ramas, hojas, flores y frutos), y, además, crece en grosor. Este crecimiento en grosor puede ser de dos tipos: crecimiento primario o secundario. Los tallos con crecimiento primario son aquellos en los que el crecimiento en longitud y en grosor depende de los meristemos apicales y de los meristemos intercalares. Mientras que en los tallos con crecimiento secundario, el crecimiento en grosor se debe a los meristemos cambium vascular y felógeno. Todas las plantas presentan crecimiento primario. La mayoría de las monocotiledóneas sólo tienen este tipo, mientras que la mayoría de las dicotiledóneas y todas las gimnospermas tienen tallos que pasan de un crecimiento primario a otro secundario.

Tallo primario monocotiledónea

Tallo primario de monocotiledónea.

En general, en un tallo que está en crecimiento primario observamos desde su superficie hasta su eje central los siguientes tejidos:

Epidermis. Es una lámina, habitualmente formada por una sola capa de células que presentan cutina y ceras en sus paredes. Es común encontrarse estomas y tricomas, pero generalmente en menor número que en las hojas.

Corteza. Es una capa de células que se dispone inmediatamente debajo de la epidermis. Sus células son parenquimáticas y pueden ser fotosintéticas o de almacenamiento. Generalmente la región más externa de la corteza lo ocupa un tejido de sostén que puede ser colénquima o esclerénquima, como en el caso de monocotiledóneas. Ocasionalmente en la corteza encontramos esclereidas, células secretoras, y en unos pocos grupos de plantas aparecen estructuras especilizadas como los laticíferos.

Tallo primario dicotiledónea

Tallo primario de dicotiledónea.

Tejidos vasculares. Los tallos en crecimiento primario de los diferentes grupos de plantas se diferencian entre sí por la disposición de los tejidos vasculares: el xilema y el floema primarios. Éstos se agrupan formando haces colaterales, es decir, el floema primario es externo en relación al xilema. Así, en una monocotiledónea típica los haces se disponen aislados y dispersos en el parénquima, organización denominada atactostela, mientras que en las dicotiledóneas y gimnospermas el floema y el xilema primarios se encuentran formando un círculo, dejando entre ellos un parénquima denominado interfascicular, organización denominada eustela (ver figura). Sólo en algunas plantas dicotiledóneas y coníferas los haces vasculares forman un cilindro completo durante el crecimiento primario, dejando hacia afuera la corteza y hacia dentro la médula. En estos casos el xilema es interno y el floema externo.

Organización de vasos conductores

Cambio en la organización de los vasos conductores entre la raíz y el tallo.

La organización de los haces vasculares es diferente en el tallo respecto a la raíz. En la raíz el xilema y el floema se disponen de manera alterna, y dentro del xilema, el metafloema es interno respecto al protofloema. En el tallo el floema es interno respecto al xilema, y dentro del xilema, el protofloema es interno respecto al metaxilema. Es decir, se floema y xilema cambian sus posiciones y el xilema sufre una rotación. Sin embargo, los dos vasos de ambas organizaciones, la de la raíz y la del tallo, han de estar conectadas, cosa que ocurre en la zona de transición entre raí y tallo. Por tanto, el xilema y el floema tienen las posiciones cambiadas y el xilima está rotado cuando se comparan raíces y tallos.

Organización de vasos conductores

Desviación de los haces vasculares del tallo hacia una hoja.

Cuando se sigue el cilindro vascular a lo largo del tallo se puede observar que algunos haces se desvían lateralmente para dirigirse hacia las hojas, estableciéndose así una continuidad entre los tejidos vasculares del tallo y los órgano periféricos. El haz que se desvía se denomina rastro foliar y deja un hueco en el cilindro vascular denominado laguna foliar. Esto ocurre en los nudos y puede haber varios rastros foliares en cada nudo.

Médula. Es una región que ocupa la parte más interna del tallo, y puede estar hueca (sin tejidos) u ocupada por tejido parenquimático.


« Tallo Tallo: crecimiento secundario »

Inicio » Órganos vegetales » El tallo » Crecimiento primario Descargar el tallo en pdf
Actualizado: 26-01-2016. 10:09