Atlas de histología vegetal y animal

Órganos vegetales

EL TALLO

« Raíz: crecimiento secundario Tallo: crecimiento primario »

El tallo es la parte aérea de la planta que soporta al resto de los órganos aéreos laterales como son las hojas en la fase vegetativa y las flores o inflorescencias en la fase reproductiva, además de a los órganos derivados de ellas como son los frutos y semillas. Otras funciones típicas del tallo son la conducción, la fotosíntesis y el almacén de sustancias. La forma del tallo (altura, anchura, consistencia, grado de ramificación, etcétera) se denomina porte y su aspecto final depende de la interacción de la información genética de la planta con el medio ambiente.

En el embrión, el tallo, denominado plúmula, está formado por un eje caulinar, o epicótilo, en cuyo ápice se encuentra el meristemo caulinar el cual está protegido por unas pequeñas hojas rudimentarias llamadas primordios de la hojas. Después de la germinación, el meristemo apical caulinar va alargando el eje caulinar formando los nudos y los entrenudos. Los nudos son el lugar donde se insertan las hojas y las ramas laterales, en cuya base se encuentran las yemas axilares. Los entrenudos, como indica su nombre, son las porciones de tallo que hay entre los nudos y que no tienen apéndices laterales. Al mismo tiempo origina las yemas axilares que son un conjunto de células formadas por un meristemo y unas pequeñas hojas rudimentarias o primordios foliares protegiendo al meristemo. Se puede decir que el tallo es un conjunto de nudos, entrenudos y yemas axilares dispuestos de manera ordenada. Al conjunto de nudo, entrenudo y yema axilar se le denomina fitómero, que es modulo que se repite a lo largo del tallo. Este diseño modular de las plantas facilita su construcción y adaptación al medio.

Tallo

Partes del tallo.

En el tallo se dan dos tipos de crecimientos: el primario y el secundario. En el crecimiento de tipo primario, que poseen todas las plantas al menos en la etapa inicial de su vida, el tallo deriva de la actividad del meristemo apical caulinar. Este meristemo es más complejo que el apical radicular puesto que tiene que dar lugar, además de a los tejidos del tallo, a los primordios foliares y a las yemas axilares, ambos localizados en los nudos, es decir, es responsable de establecer todos los órganos laterales que parten del tallo. El meristemo apical caulinar no tienen cubierta de protección. El meristemo intercalar, localizado inicialmente en los entrenudos y reducido posteriormente a la base de éstos, es el responsable de la mayor parte del crecimiento en longitud del tallo. El crecimiento en grosor es denominado crecimiento de tipo secundario, y se da en algunos grupos de plantas como son la mayoría de las dicotiledóneas y en las gimnospermas. Los meristemos secundarios , cámbium vascular y cámbium suberoso, son los principales responsables de este crecimiento en grosor del tallo.

Las ramas del tallo se desarrollan a partir de las yemas que se originan en los nudos. Estas yemas se originan a partir del meristemo apical caulinar. Sin embargo, las yemas no se transforman en ramas en zonas próximas al meristemo apical cualinar sino a una cierta distancia de él. Esto es debido a que el meristemo caulinar apical ejerce una acción inhibidora sobre las yemas, fenómeno conocido como dominancia apical, que se va atenuando conforme dicho meristemo se va alejando debido al crecimiento en longitud del tallo. Una vez atenuada la inhibición, las yemas se desarrollan y producen ramas.

En los tallos de algunas plantas se pueden encontrar modificaciones como los zarcillos en la yedra y la vid, que tienen función de sujeción, las espinas de las rosas para protección (no son hojas) denominadas espolones o aguijones, o como las expansiones de las esparragueras que adoptan forma de hoja, pero que no lo son, y se denominan cladodios.

Los tallos, además de la conducción y el soporte de las partes aéreas, puede especializarse en otras funciones. Entre éstas está la de ser un órgano de almacenamiento, como es el caso de la patata, donde los tubérculos crecen a partir de lo estolones, los cuales son tallos pequeños que crecen por la superficie de la tierra. La mayor parte de la patata es parénquima de reserva situado bajo la epidermis. Otras plantas tienen gran parte de su tallo enterrado y les sirve como órgano de reserva y, aunque la planta pierda las partes aéreas en el invierno, el tallo quedará durmiente bajo tierra hasta la primavera. A estos tallos se les llama cormos. En algunas plantas xerófitas el tallo se especializa como almacén de agua.


« Raíz: crecimiento secundario Tallo: crecimiento primario »

Actualizado: 29-04-2017. 12:06