Atlas de histología vegetal y animal
Órganos animales. Digestivo.

PÁNCREAS
Páncreas
Órgano: Páncreas. Especie: ratón (Mus musculus; mamífero). Técnica: Hematoxilina-eosina en cortes de 8 micras de parafina.

El páncreas es un órgano alargado localizado en la concavidad del duodeno, al que está unido por tejido conectivo, y se extiende hasta el hilio del bazo. Está rodeado por una capa muy fina de tejido conectivo que en ciertos lugares se interna en el órgano formando tabiques. El páncreas se divide en una parte endocrina y otra exocrina. Este órgano origina a partir de dos invaginaciones del tubo digestivo, aunque algunas células de los islotes provienen de las crestas neurales, células derivadas del ectodermo.

Páncreas exocrino

La parte pancreática exocrina se puede considerar como una glándula compuesta túbulo acinar muy grande. La parte secretora está formada por acinos o alveolos tubulares o piriformes que contienen un promedio de unas 6 células. No se han encontrado células mioepiteliales. Los conductos excretores están formados inicialmente por unas células denominadas centroacinares que se internan y revisten las paredes de las células acinares próximas a la abertura. Entre los acinos hay tejido conectivo con vasos sanguíneos, linfáticos y nervios.

Las células acinares son de forma piramidal y poseen un núcleo redondeado y basal, su citoplasma es basófilo con un alto contenido de retículo endoplasmático rugoso y gránulos de secreción. A estos gránulos se les denomina gránulos de cimógeno. La producción de las células acinares, junto con las sustancias liberadas por los conductos excretores, se denomina en su conjunto jugo pancreático. Éste contiene sobre todo enzimas proteolíticas como la tripsina y quimotripsina, carboxipeptidasas, nucleasas, amilasas y lipasas. Todas estas enzimas son producidas y secretadas en forma inactiva, como proenzimas que se activarán una vez que hayan alcanzado el interior del intestino.

Las células centroacinares recogen inicialmente esta secreción y forman los conductos intercalares, los cuales vierten a los conductos interlobulillares y desde aquí se llega al conducto colector principal. El colédoco, conducto que recoge la bilis, se fusiona con el conducto principal del páncreas. De esta fusión resulta una dilatación denominada ampolla hematopancreática, la cual se fusiona con el duodeno. La transición entre distintos tipos de conductos es gradual, y las células que forman el conducto van transformándose de aplanadas a cilíndricas. El jugo gástrico se basifica desde el comienzo de su encauzamiento por sustancias liberadas desde las células de los conductos centroacinares, empezando en las propias células centroacinares. Con ello se consigue neutralizar el contenido muy ácido procedente del estómago.

Páncreas endocrino

La parte endocrina del páncreas se dispone de forma dispersa entre la parte exocrina. Las células endocrinas se agrupan formando los denominados islotes de Langerhans, originando masas más o menos esféricas. En tinciones generales se distinguen de la parte exocrina por poseer un color más rosado o tenue. Entre las células de los islotes de Langerhans y los acinos pancreáticos sólo hay una delgada e incompleta capa de conectivo con fibras reticulares. Con tinciones específicas se pueden detectar 4 tipos celulares productores de hormonas: las células α (secretan glucagón), células β (secretan insulina), células δ (secretan somatostatina) y células F (secretan polipéptido pancreático).


Actualizado: 2013-01-13