Atlas de histología vegetal y animal
English


Órganos animales. Reproductor.

FOLÍCULOS

Órgano: ovario, folículos.
Especie: conejo. (Oryctolagus cuniculus. Mamífero).
Técnica: secciones de parafina, PAS - Hematoxilina


El folículo, formado por un ovocito rodeado por células somáticas, es la organización más frecuentemente en los ovarios de los animales. En los mamíferos los folículos se producen durante el periodo embrionario, cesando su producción en el periodo perinatal. Desde el nacimiento permanecen en estado de reposo hasta que en la pubertad, o madurez sexual, comienzan a madurar en grupos más o menos numerosos, y en periodos de tiempo diferentes, dependiendo de la especie animal.

Ovario. Microscopio virtual.

Ovario. Microscopio virtual.

Los folículos de reserva o primordiales son ovocitos rodeados por una sola capa de células somáticas más o menos aplanadas. Se disponen en la periferia del ovario, próximos a la túnica albugínea. Los ovocitos son ovocitos primarios, es decir, están detenidos antes de la primera división meiótica.

Los folículos en maduración se desarrollan en la pubertad y se producen hasta la menopausia, en mamíferos. En la pubertad algunos de los folículos de reserva empiezan un periodo de maduración que terminará en el estado de folículo de Graff, desde el cual se produce la ovulación. Durante el proceso de maduración, las células somáticas que rodean al ovocito se vuelven cuboidales formando una capa denominada granulosa. Asimismo, se crea una capa de material extracelular claro entre el ovocito y la granulosa denominada membrana pelúcida. En esta fase se dice que tenemos folículos primarios. También se produce un aumento de tamaño del propio ovocito. La granulosa aumenta el número de células y el número de capas en torno a la membrana pelúcida. Externamente a la granulosa se organizan células muy aplanadas formando una capa denominada teca, inicialmente con poco espesor, pero que progresivamente se dividirá en una teca interna formada por células más redondeadas y por una teca externa con células más aplanadas. El folículo irá creciendo en tamaño y en las células de la gránulos se irán abriendo espacios llenos de fluido y carentes de células denominados antro. Tenemos entonces el denominado folículo secundario.

Posteriormente, los espacios llenos de fluido se fusionan para formar un único espacio. En él se encuentra el ovocito rodeado por la membrana pelúcida y por unas pocas capas de células granulares, denominadas cúmulo oóforo. Las células de este cúmulo en contacto con la membrana pelúcida se denominan corona radiada. El cúmulo oóforo está unido a la capa de la granulosa por un istmo de células. La capa de la granulosa ha crecido en número de células y en espesor. También la capa de la teca es más espesa y con más células. El crecimiento de la parte somática del folículo hace que éste aumente enormemente de tamaño, denominándose en este estadio folículo terciario. Un folículo terciario bien desarrollado se llama folículo de Graaf. Es el paso previo a la ovulación. En humanos, el ovocito termina la primera división meiótica en este estadio y por tanto se genera un ovocito secundario, junto con un cuerpo polar.

La ovulación consiste en la liberación del ovocito desde el folículo, y desde el ovario, hasta el pabellón de la trompa de Falopio. Junto con el ovocito, rodeándolo, también se libera la membrana pelúcida y una capa de células de la granulosa formando la denominada corona radiada (restos del cúmulo oóforo).

Las células de la granulosa y las de la teca interna del folículo que liberó el óvulo se dividen muchas veces y forman una estructura grande denominada cuerpo lúteo. Su misión es producir hormonas como progesterona y estrógenos. Si hay fecundación e implante del embrión en el útero el cuerpo lúteo permanece durante el periodo de embarazo. De lo contrario, se mantiene activo durante unos días y luego cesa su actividad, convirtiéndose en el denominado cuerpo albicans, que posteriormente degenera.


Actualizado: 27-03-2018. 22:22