Atlas de histología vegetal y animal

Órganos animales. Reproductor masculino.

Vesícula seminal

Órgano: reproductor masculino, vesícula seminal.
Especie: rata. (Rattus norvegicus; mamífero).
Técnica: parafina, corte de 10 µm, hematoxilina-eosina.

Las vesículas seminales son dos glándulas tubulares e irregulares que se encuentran encima de la próstata y detrás de la vejiga urinaria. De cada glándula parte un conducto excretor corto, los cuales se combinan con la ampolla del conducto deferente para formar el conducto eyaculador. Las paredes de las vesículas seminales están formadas por una mucosa que presenta los característicos pliegues anastomosados. Para aumentar la superficie de secreción hay pliegues primarios que a su vez generan secundarios y éstos pueden formar incluso terciarios. Además, los pliegues se fusionan formando tabiques que encierran cavidades irregulares, las cuales se comunican con la luz o interior de la glándula. En esta imagen se muestran lo que parecen ser varias cavidades interiores aisladas cuando en realidad la luz es sólo una.

La mucosa está formada por un epitelio de revestimiento que es en su totalidad secretor, debajo del cual está la lámina propia de tejido conjuntivo poco desarrollada. El epitelio es variable, se observan zonas donde es simple prismático y otras donde aparece pseudoestratificado prismático biseriado. En cualquier caso, las células prismáticas presentan un núcleo alargado situado en posición basal estando la parte apical del citoplasma ocupado por las vesículas de secreción. Además, se ha descrito la presencia de granos de lipofucsina. El modo de secreción puede ser de dos tipos: merocrina o por exocitosis y de tipo apocrino en el que parte de la célula se destruye durante la secreción. Las vesículas contienen fructosa que sirve de sustrato metabólico a los espermatozoides, junto a otros sacáridos, aminoácidos, ácido ascórbico y prostaglandinas (cuya función no se conoce). Es curioso también su contenido en flavinas con importancia en medicina forense ya que estas sustancias son pigmentos amarillos que dan fluorescencia con la luz ultravioleta. Característica que sirve para determinar la presencia de manchas de semen.

La mucosa se apoya en una capa de músculo liso muy desarrollada, que se compone de fibras oblicuas y longitudinales, sin una separación clara. La contracción de esta musculatura ocurre durante la eyaculación. En este momento la vesícula seminal expulsa el líquido seminal hacia los conductos eyaculadores contribuyendo de esta manera al movimiento de los espermatozoides a lo largo de la uretra. Antes se consideraba a las vesículas seminales los lugares de almacenamiento de espermatozoides, sin embargo, nunca contienen espermatozoide. Son glándulas que sólo secretan el líquido seminal lo que constituye la mayor parte del semen. La función secretora de la vesícula está bajo el influjo de la testosterona.

Estas glándulas se desarrollan del conducto deferente durante el desarrollo embrionario por lo que su estructura histológica es casi similar. Para reconocerlas en preparados histológicos hay que recordar que las vesículas seminales presentan una luz muy amplia, una mucosa con pliegues marcados y una capa muscular más fina que el conducto deferente. Durante el envejecimiento las vesículas seminales reducen su tamaño y el epitelio se aplana.


Actualizado: 28-02-2017. 10:12