Atlas de histología vegetal y animal
Órganos Vegetales. Tallo.

TALLO PRIMARIO: MONOTILEDÓNEA
Tallo: crecimiento primario. Monocotiledónea.
Especie: maíz (Zea mays)
Técnica: corte de vibratomo teñido con safranina/azul alcián

En esta sección transversal de un tallo de maíz se aprecian los haces vasculares dispuestos de manera independiente y dispersos en el parénquima, dos características que nos dicen, la primera, que estamos ante un tallo primario y, la segunda, que se trata de una planta monocotiledónea.

La epidermis está formada por una capa de células ligeramente cutinizada. Otra característica de las plantas monocotiledóneas es la presencia de una o dos capas de esclerénquima debajo de la epidermis, sustituyendo al colénquima presente en otros grupos de plantas. El resto de la zona cortical y medular del tallo, además de por los vasos conductores, está formado por células parenquimáticas, las cuales pueden tener cloroplastos si se localizan próximas a la superficie.

Cada haz vascular está rodeado por fibras de esclerénquima que forman una vaina denominada fascicular. El floema primario está constituido casi enteramente por metafloema. Sólo en algunos haces vasculares podemos observar unas pocas células aplastadas y pegadas a la vaina fascicular que forman el protofloema. En el caso de las monocotiledóneas se aprecia muy bien en el metafloema la diferencia entre tubo criboso y célula acompañante (ver apartado de tejidos conductores).

El xilema primario también sufre modificaciones durante el desarrollo de los haces vasculares, pero en este caso está representado por una cavidad lisígena formada tras la lisis del protoxilema primitivo, el cual queda destruido durante las primeras fases del crecimiento. Cuando se completa el crecimiento el xilema primario se denomina metaxilema. En este caso está formado por dos grandes tráqueas o vasos entre las cuales encontramos fibras de esclerénquima.


Actualizado: 29-03-2015