Atlas de histología vegetal y animal
English

Tejidos animales
Conectivo, óseo


CÉLULAS ÓSEAS

La imagen procede de la zona de hueso compacto.
Pon el cursor sobre el dibujo para ver de dónde vienen la imagen.
Órgano: Óseo. A, B) Hueso compacto y C- F) Hueso en formación.
Especie:
Técnica: A, B) Desgaste. C-F) Decalcificación, hematoxilina-eosina.

La imagen de la figura A ha sido cedida por D. Santiago Gómez Salvador, Depto. Anatomía patológica, Facultad de Medicina, Universidad de Cádiz.

En el hueso hay tres tipos celulares que se encargan de la síntesis, degradación y mantenimiento del hueso. Los osteoblastos (figuras D y E) son las células especializadas en la síntesis de matriz ósea y son responsables del crecimiento y remodelación del hueso. Como se puede apreciar en las imágenes, sobre todo en la figura E, que es hueso en formación, se encuentran en el frente de crecimiento del hueso. Son células redondeadas, con el núcleo bien visible situado lejos de la superficie de la matriz ósea. Los osteoblastos no tienen capacidad de dividirse y por tanto todos provienen de células progenitoras óseas. Cuando los osteblastos se rodean completamente por matriz ósea quedan encerrados en unas oquedades demominadas lagunas óseas y entonces se diferencian en osteocitos.

Los osteocitos son el tipo de celular óseo más abundante en el hueso maduro. Se localizan en unas cavidades de la matriz ósea que se denominan lagunas óseas. Como se observa en las figuras A y B tienen aspecto de arañas con largas patas. Esas patas corresponden a canales que discurren por la matriz extracelular denominados canalículos óseos, en los cuales se extienden las prolongaciones de los propios osteociotos. Estas prolongaciones comunican osteocitos vecinos. De esta manera es posible el trasiego de sustancias desde los vasos sanguíneos a todos los osteocitos. La principal misión de los osteocitos es el mantenimiento de la matriz ósea, para lo cual tienen la capacidad de reabsorber y producir matriz ósea. Durante esta remodelación son capaces de detectar fuerzas mecánicas y responder fabricando hueso más resistente. También intervienen en la homeostasis del calcio en el cuerpo mediante su liberación desde la matriz ósea.

Los osteoclastos se encargan de eliminar hueso, tanto la matriz ósea mineralizada como la orgánica, mediante un proceso denominado reabsorción. Como se observa en las figuras C, D y F, son células muy grandes y multinucleadas. En la figura C se observa que la superficie del osteoclasto orientado hacia el hueso presenta una forma muy ondulada, con numerosos y densos pliegues. Esta especialización de la superficie del osteoclasto se produce cuando está reabsorbiendo hueso y aquí se localizan numerosas enzimas encargadas de degradar la matriz ósea.

Actualizado: 18-09-2016. 10:51